Cali, mayo 26 de 2022. Actualizado: jueves, mayo 26, 2022 00:48

Cómo saber si nuestra relación es más perjudicial que buena

¿Tienes una relación tóxica?

¿Tienes una relación tóxica?
martes 17 de mayo, 2022

Hoy en día es muy común escuchar que las relaciones de nuestros amigos, familiares o las de nosotros mismos es tóxica.

¿Pero sabemos realmente a que se refiere este término? Hablamos con Alexander Devia, conferencista internacional en liderazgo, ética y valores, terapeuta de pareja y familia, sobre este tipo de relaciones que están fundamentadas más en el miedo que en el amor:

¿Qué es realmente una relación tóxica?

Es una relación disfuncional basada en el miedo donde la codependencia emocional de los individuos genera mucho sufrimiento y aunque uno, o los dos miembros de la pareja reconocen el daño, no se sienten capaces de dejar a la otra persona.

Es como la adicción a las sustancias, se es consciente del daño, pero no se sabe cómo soltarla.

Vale la pena diferenciar una relación tóxica de los conflictos generados por la complejidad en las relaciones de pareja, donde claramente el amor y la dignidad son el pilar de la relación.

¿Quién es más tóxico el que la genera o el que la aguanta?

Creería que igual. El problema de la codependencia emocional en las relaciones de pareja es que las personas han anclado el paradigma de que el amor no está dentro de sí mismo sino al lado de alguien y esto es los lleva a generar un potencial emocional de apego que se nutre del inmerecimiento generando dinámicas en las que se cruzan personas que mendigan amor con otros que creen que no merecen algo mejor.

En este orden de ideas podríamos decir que están al mismo nivel de inconsciencia y que la diferencia en la intensidad de la toxicidad lo determinará el que despierte su conciencia al amor más rápido, pues finalmente todos tenemos un umbral de tolerancia al sufrimiento que nos permitirá trascender a una mejor relación

¿Qué tan tóxicas son las relaciones hoy en día?

Pienso que cada vez menos. Si estás en un cuarto oscuro o en penumbra es muy difícil detectar la mugre y las grietas en las paredes, pero si iluminamos el lugar seguramente notaríamos todas esas imperfecciones.

El mundo de hoy tiene más luz y es gracias a que miles de personas están despertando su conciencia al amor iluminando al mundo, esto ha permitido que comportamientos que antes eran “normales” hoy sean visibilizados más rápidamente y sean censurados de alguna manera.

Siempre han existido las relaciones tóxicas lo que pasa es que antes se sufría en silencio y las personas no tenían a donde acudir, siendo este uno de los principales factores de depresión o tendencias suicidas en la sociedad.

Hoy abundan las organizaciones y grupos de apoyo que están ayudando a miles de personas a fortalecer su liderazgo y autoestima permitiendo rescatar la dignidad y el equilibrio en las relaciones de pareja.

¿Cuál es el indicador principal de que una relación no es sana?

Las relaciones de pareja deben ser como dos árboles dando sombra, cada uno debe ser autosostenible y depender de sí mismo, con raíces fuertes y profundas que lo conecten con la tierra que es su fuente de vida, donde en el exterior sus ramas estén lo suficientemente juntas para que se entrelacen formando una gran sombra, pero en el subsuelo deben estar lo suficientemente separados para que cada uno tenga su propio espacio y no se asfixien enredando sus raíces y eviten marchitarse.

El indicador principal de una relación tóxica es que empiezas a perder tu espacio individual sacrificando tus principios, metas, hobbies, amistades o incluso alejarte de tu familia por no afectar la estabilidad emocional en tu relación a tal punto que algunas personas dejan de ser un árbol para convertirse en un musgo pegado al tallo del otro donde se pierde totalmente la identidad y en los peores casos la dignidad.

Factores que indican que se está entrando en una relación tóxica

Cuando se inicia una relación de pareja el velo del enamoramiento (donde todo es perfecto) muchas veces disfraza algunos comportamientos obsesivos que podrían alertarte de algo de toxicidad en esa persona y aunque claramente todos los seres humanos tenemos heridas del pasado, muchos todavía arrastran consigo complejas carencias emocionales que afectan su estabilidad y si no se tiene la autoestima y dignidad suficiente probablemente se caerá en una relación de pareja disfuncional.

Reflexiona sobre estos tres indicadores:

· Crees que el amor está al lado de esa persona y no dentro de ti. Empiezas a sentir que eres un musguito pegado de un árbol esperando que te alimente y te proteja.

· Sientes que sacrificas tu paz interior con tal de no perder la relación. Te vez cediendo en todo sentido, permitiendo abusos y exceso de control en tu vida personal.

· Tu mente empieza a racionalizar el amor a pesar de no sentirlo. Comienzas a justificar algunas buenas acciones para convencerte de tu decisión de seguir en esa relación a pesar de la tristeza y el sufrimiento que ya está empezando a generar.

Estos son claros indicadores de la vulnerabilidad frente a este tipo de relaciones.

La recomendación principal es que trabajes en tu conexión interior fortaleciendo tus raíces en consonancia con tu fuente de vida.

Ahí encontrarás la Genesis de tu autoestima y dignidad personal con la que podrás construir la vida que te mereces.

Foto DCStudio – www.freepik.es


Le puede interesar:

¿Cómo sobreponerse a una tusa?

Existen muchas maneras de sobreponerse al despecho o al final de una relación amorosa entre las cuales destaca: la aceptación de lo sucedido y cerrar el ciclo.

Leer nota completa


Comments

ads_top
ads_bottom
Powered by Sindyk Content
Arriba