Cali, septiembre 28 de 2022. Actualizado: miércoles, septiembre 28, 2022 11:27

“Viejos” conflictos para un nuevo milenio

Guerra entre Ucrania y Rusia: lo que debe saber para entenderla

Guerra entre Ucrania y Rusia: lo que debe saber para entenderla
viernes 25 de marzo, 2022

Por Víctor Daniel Piedrahita Medina
Politólogo y docente de Derecho de Areandina Pereira

Tras décadas de letargo, el gigante dormido ha despertado y la pregunta que gran parte de la humanidad se hace en estos momentos es si Vladimir Putin se ha convertido en el nuevo enemigo de occidente.

Aunque una respuesta rápida podría ser que sí, lo que acontece en estos momentos en Ucrania no es más que una nueva manifestación de las ansias expansionistas de Putin y que tiene importantes antecedentes históricos y geoestratégicos.

Por esa razón Víctor se hace necesario destacar esos apartes de la historia que nos ayudan a todos a entender un poco el conflicto más agudo de los últimos años y que enfrentamos ahora, aun cuando seguimos sobreviviendo a la pandemia.

Tanto Bielorrusia, Ucrania y Rusia, como otros grupos étnicos eslavos, reivindican a la Rus de Kiev (Federación de tribus eslavas orientales desde finales del siglo IX hasta mediados del XIII) como el origen de su legado cultural, además, lo que actualmente conocemos como Ucrania, fue parte de la Unión Soviética y solamente hasta 1991 declaró su independencia de la antigua URSS; por tal motivo, no resulta extraño que Putin considere como “natural” recuperar la influencia en las antiguas repúblicas satélite de la Ex Unión Soviética.

img...
Por otro lado, la expansión progresiva de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) hacia el Este ha inquietado de manera importante a Moscú, donde se han desarrollado una serie de acciones militares y políticas para detener dicha expansión y muestras de ello han sido la guerra en Chechenia (1999-2009), la guerra en Georgia (2008) con la supuesta defensa de los rusos que viven en los territorios de Abjasia y Osetia del Sur, la anexión de la península de Crimea (2014) y de la ciudad autónoma de Sebastopol, más adelante ese mismo año (abril de 2014) en la región del Dombás, Este de Ucrania, los territorios de Donetsk y Lugansk crearon fuertes movimientos separatistas que fueron apoyados por la Federación Rusa.

Evidentemente, la expansión de la OTAN no justifica para nada las acciones llevadas a cabo por Putin, pero sí dejan entrever que la guerra desarrollada actualmente en Ucrania obedece a una reacción desde el Kremlin frente a lo que ellos consideran un incumplimiento por parte de occidente en cuanto a no expandir al organismo internacional hacia el Este de Europa.

Ante este panorama histórico, la importancia geoestratégica de Ucrania queda demostrada en el actual conflicto, que nos devuelve décadas atrás a los enfrentamientos llevados a cabo durante la guerra fría y que tenían dos claros antagonistas, los EE.UU. y la URSS. Hoy solo existe como potencia indiscutible los Estados Unidos de América, pero los viejos conflictos, las heridas aún sin sanar y nuevas disputas, nos ponen de frente ante una guerra que, como siempre, deja a la población civil en una total y terrible indefensión.

Esto se refleja en el millón de refugiados mientras la cifra sigue aumentando dramáticamente, lo que a todas luces no deja de ser una pavorosa consecuencia de este conflicto y pone de manifiesto que los costes humanos, psicológicos y económicos resultan inconmensurables.

Solo resta esperar si las fuertes sanciones impuestas a Rusia desencadenan algún tipo de movilización en la ciudadanía o en los oligarcas rusos, quienes han visto cómo sus patrimonios rápidamente han mermado y el cerco se hace cada vez más estrecho, lo que lleva a elevar la presión sobre Putin y las consecuencias de sus actuaciones sobre Ucrania.

Comments

ads_top
ads_bottom
Powered by Sindyk Content
Arriba